Amortización bancaria. Sistemas

Sistemas de amortización

¿Cuántos hay y cuál es la mejor opción?

La solicitud de un préstamo bancario y su amortización llevan arraigadas tres cuestiones que debemos tener muy en cuenta. Estas cuestiones que se plantean son: qué cantidad vamos a solicitar, cómo vamos a solicitar esa cantidad y cuánto tiempo disponemos para amortizar el capital y los correspondientes intereses vinculados al mismo.

Hoy día existen tres tipos de sistema para llevar a cabo el pago total del préstamo y sus intereses. Tenemos el sistema de amortización francés, el sistema americano y el sistema alemán. Comencemos por el sistema francés ya que es el más conocido y utilizado.

            1. Sistema de amortización francés:

El sistema francés se basa en que las cuotas a pagar son constantes en el tiempo, es decir, siempre pagaremos la misma cantidad. La peculiaridad recae en que durante los primeros años  se pagarán más intereses que capital principal. Cuando lleguemos al final del periodo de amortización esto se invertirá y se pagará más principal que intereses. Una de las ventajas (o inconvenientes según se mire) es que si el tipo de interés cambia se puede optar por aumentar la duración del préstamo o aumentar la cuota a pagar.

 

           2. Sistema de amortización americano:

En este sistema  se realiza el pago de los intereses de manera periódica durante el periodo de tiempo establecido y el capital principal se amortiza al finalizar el préstamo. Además existe la posibilidad de establecer un fondo en el que se realizarán aportaciones periódicas con el fin de establecer un capital con el que cancelar el principal del crédito en la fecha estipulada. Cabe decir que el interés del préstamo será superior al interés del fondo generado. En esta página podréis consultar más información sobre el sistema de amortización americano sistema americano

amortizacion americana
Cuadro de pagos: Método Americano
            3. Sistema de amortización alemán:

Es, junto con el sistema francés, el más utilizado en la amortización de préstamos hipotecarios. Se caracteriza por ofrecer cuotas constantes y tipos de interés decrecientes a lo largo del tiempo. De lo dicho anteriormente concluimos que las cuotas totales también decrecerán periódicamente. Este sistema destaca porque los tipos de interés se pagan con anticipo en cada cuota; además los tipos de interés se van calculando sobre el saldo a pagar, el cual cada vez es menor, por lo que los intereses también decrecerán.

 

Os dejamos un enlace donde podréis comparar los dos sistemas de amortización más utilizados para los préstamos hipotecarios: sistema francés o alemánamortizacion franale

 

 

 

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Gema Baena dice:

    Buenos días, me ha parecido muy interesante su artículo y me gustaría saber que tipo de interés es más recomendable a la hora de pedir un préstamo, el interés fijo o el interés variable? Gracias.

    1. Pepe Logroño dice:

      Muy buenas Gema, gracias por haber leído mi artículo y me alegra que te haya gustado. Respecto a la pregunta que me planteas te puedo decir que el tipo de interés que quieras solicitar dependerá de varios factores como la cantidad de capital a solicitar, el tiempo para la amortización del préstamo y el euribor. Desde una perspectiva más conservadora te recomendaría solicitar un préstamo con interés a tipo fijo para periodos largos de amortización y solicitar el tipo variable en caso contrario. Espero que te haya servido de ayuda. Gracias, un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *