AMORTIZACIÓN

en

Amortización

Este término significa ir registrando un gasto de manera periódica (mensal o anual) en nuestra contabilidad según el tiempo que va pasando y durante el cual tenemos en posesión y uso un bien, que es el que se está amortizando.

Amortizar es el proceso financiero mediante el cual se pierde una deuda por medio de pagos periódicos que pueden ser iguales o diferentes.

Se refiere a  dos términos, la amortización de un activo y la amortización de un pasivo. En los dos términos se trata de un valor, con una duración que se extiende a varios periodos y para cada uno de ellos se calcula una amortización.

Amortización de pasivos

Es cuando tenemos un préstamo o una hipoteca y le debemos un dinero (capital) y ese dinero hay que ir  ingresándolo en una serie de pagos, cada uno de estos pagos está compuesto por los intereses que hay que hacer frente y por la parte de capital.

Amortización de activos

Es un término que se suele usar más en entornos de contabilidad y tiene que ver con la depreciación de activos.

Imaginemos que una empresa decide renovar los muebles de sus oficinas. La compra genera un gasto, y esto afecta a la cuenta de resultados. Pero dichos muebles pueden durar unos años, y no es justo repercutir todo el gasto en este año fiscal si ese gasto realmente afecta a varios años. Por tanto contablemente lo que se hace es dividir ese gasto en varios años y se repercute en todos los ejercicios fiscales.

En las amortizaciones de una deuda, cada pago o cuota que se entrega sirve para pagar los intereses y reducir el importe de la deuda.

Amortización financiera

La amortización desde el punto de vista financiero es la obligación de devolver un prestamos recibido de un banco es un pasivo, cuyo importe se va reintegrando en varios pagos pequeños diferidos y en el tiempo posible.

La parte del capital prestado que se cancela en cada uno de esos pagos es una amortización. Los métodos más frecuentes para repartir el importe en el tiempo y agregar principal de intereses son el sistema francés, el alemán y el americano. Todos estos métodos son correctos desde el punto de vista contable y están basados en el concepto de interés compuesto. Las condiciones pactadas al momento de acordar el préstamo determinan cual de los sistemas se utilizará.

 

  • El sistema francés consiste en determinar una cuota fija. Mediante el cálculo apropiado del interés compuesto se segrega el principal (que será creciente) de los intereses (decrecientes).
  • En el sistema alemán, o sistema de cuota de amortización fija, la amortización de capital es fija, por lo tanto los intereses y la cuota total serán decrecientes.
  • El sistema americano establece una sola amortización única al final de la vida del préstamo. A lo largo de la vida del préstamo solo se pagan intereses. Al no haber pagos intermedios de capital, los intereses anuales son fijos.

 

Amortización técnica o económica

Desde un punto de vista económico-contable, los fondos de amortización son los que se crean para compensar la pérdida de que experimentan ciertos elementos patrimoniales. Los fondos de amortización se crean por las dotaciones que se realizan cada año por un determinado importe, de tal forma que al final de la vida económica del bien amortizado, la empresa podrá reponerlo con la acumulación de las dotaciones efectuadas. La dotación anual es el reflejo contable de la depreciación que sufren los activos, que recibe el nombre de amortización.

Desde el punto de vista lingüístico la expresión depreciación es más apropiada para reflejar la pérdida de valor de los activos materiales (también llamados bienes de uso). Sin embargo, las normas contables de algunos países eligen la expresión amortización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *