Técnica de los 6 sombreros para pensar

Lo que busca esta técnica es representar seis direcciones de pensamiento contenidas en seis sombreros imaginarios. Cuando aparece un problema o intentamos tomar una decisión, cada sombrero nos ofrecerá una premisa, una visión, un encuadre concreto.

Sombrero blanco. Este sombrero nos enseñará a ver las cosas desde un punto de vista objetivo, neutro y vacío de sesgos. El estilo de pensamiento que aplicaremos se basará en el análisis de los datos, en el contraste de la información proporcionada.Este enfoque nos permitirá no involucrarnos emocionalmente ante una decisión y alejarnos.   No interpreta ni da opiniones.

Sombrero negro. El sombrero negro representa lo lógico-negativo y nos enseña a comprender por qué ciertas cosas pueden salir mal, no funcionar… Este sombrero nos ayuda a ver la parte negativa de las cosas para ser más realistas.

Sombrero verde.  El sombrero verde exige originalidad, creatividad, cruzar fronteras, hacer posible lo imposible.  En este sombrero donde se contiene el pensamiento lateral, ese que nos invita a ser provocativos y no tan conservadores.  Es importante en este sombrero librarnos de juicios y condicionamientos externos e internos y dejar que fluya la imaginación.

Sombrero rojo.  El sombrero rojo es pasional, es emotivo y siente la vida desde el corazón y el universo emocional. Con este sombrero tendremos la oportunidad de decir en voz alta qué nos apasiona, qué nos inquieta o que dice nuestra intuición al respecto de la información que tenemos.

Sombrero amarillo.  El sombrero amarillo nos enseña a aplicar un enfoque de pensamiento lógico-positivo. Desarrollaremos un enfoque constructivo y optimista. Este sombrero, nos da un enfoque más optimista sobre la realidad y nos anima a ver nuevos retos. Estos retos deben estar unidos a la lógica ya que es importante en esta fase mantener los pies en el suelo.

Sombrero azul.  El color azul lo abarca todo, siempre está presente y domina cada rincón. A su vez, transmite tranquilidad, equilibrio y autocontrol. El sombrero azul representa por tanto el pensamiento estructurado, el que se centra y nos guía en cada paso, proponiendo nuevas estrategias y manteniendo el control en cada secuencia.

Como conclusión, la técnica de los seis sombreros para pensar de Edward de Bono sigue siendo una buena estrategia para mejorar la calidad de nuestra toma de decisiones.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *