La inversión no se refiere al concepto monetario o económico, sino a darle la vuelta a algo. Ese algo, puede ser un mercado o cualquiera de las variables del marketing mix. Invertir implica pensar en el opuesto. Podemos invertir, por ejemplo, del blanco al negro o viceversa, de dentro hacia fuera o viceversa, de arriba a abajo o…